Rinoplastia de Reducción

El dorso nasal puede requerir aumento, disminución o alineación. La rinoplastia de reducción o disminución del dorso nasal está indicada en aquellas narices que presentan el llamado “perfil de bruja”, con un dorso prominente que interfiere en la correcta armonía facial.

Éste es el tipo de rinoplastia más frecuente. Consiste en la eliminación del hueso y el cartílago que hacen que el dorso nasal presente una “giba” o protuberancia.

Una vez retirado el material sobrante, es necesario practicar unas osteotomías o fracturas dirigidas a los huesos nasales, para asegurar que la forma final sea la correcta y evitar la complicación “open roof”, en la que tendríamos un dorso irregular. Los resultados estéticos suelen ser muy satisfactorios, y son apreciables durante la cirugía.

La disminución del dorso nasal puede practicarse bajo anestesia local con sedación o bajo anestesia general, según desee el paciente y/o según la complejidad de la cirugía.

ANTES

DESPUÉS

-50% Y 1ª CONSULTA GRATUITA ¡SÓLO HOY!

Ver Oferta