Cirugía Ortognática

La cirugía ortofacial es la cirugía estética basada en cambios en los huesos de la cara. Cuando los huesos implicados son el maxilar superior y la mandíbula, se habla de cirugía ortognática. Se considera la cirugía estética más predecible en la actualidad, ya que se sabe de antemano cuántos milímetros de hueso se pretende movilizar, para obtener así el perfil deseado. Aunque su desarrollo tuvo lugar en los años 60, su verdadero auge en popularidad ha sido mucho más reciente, en los últimos 10 años. Los resultados de esta cirugía ofrecen la ventaja de ser mucho más naturales que la cirugía plástica convencional practicada por cirujanos plásticos  generales, con resultados mucho más predecibles y permanentes.

La cirugía ortofacial es la cirugía estética basada en cambios en los huesos de la cara. Cuando los huesos implicados son el maxilar superior y la mandíbula, se habla de cirugía ortognática.

Se considera la cirugía estética más predecible en la actualidad, ya que se sabe de antemano cuántos milímetros de hueso se pretende movilizar, para obtener así el perfil deseado. Aunque su desarrollo tuvo lugar en los años 60, su verdadero auge en popularidad ha sido mucho más reciente, en los últimos 10 años.

Los resultados de esta cirugía ofrecen la ventaja de ser mucho más naturales que la cirugía plástica convencional practicada por cirujanos plásticos  generales, con resultados mucho más predecibles y permanentes.

¿EXISTE UN PERFIL IDEAL DE BELLEZA?

Durante muchos siglos el hombre ha intentado representar en las obras de arte el perfil ideal de belleza en cuadros, dibujos y esculturas. Aunque el ámbito de la belleza estuvo relegado al mundo del arte, diversos investigadores se interesaron en medir qué proporciones tenían las personas consideradas como más atractivas, en comparación con la media de la población. ¿Existen proporciones ideales? O dicho de otro modo, ¿existen proporciones que no son ideales y por tanto dejan de ser “bellas”?

A la luz de más de 40 años de publicaciones científicas, parece ser que efectivamente existe un patrón de belleza que la mayoría de la gente considera atractivo, independientemente de su raza o etnia. Pueden existir diferentes tipos de perfiles atractivos, pero siempre quedarán enmarcados dentro de un rango de proporciones que será considerado como “normal”.

El cirujano estético facial  tiene la obligación de conocer cuáles son esas proporciones y ajustar sus resultados quirúrgicos a ellas, para dar la mayor calidad asistencial, científica y artística a sus pacientes.

Facial Makeover

El “Facial Makeover” es un término reciente, utilizado por los cirujanos plásticos faciales para referirse a un cambio importante del rostro, conseguido en una sola sesión quirúrgica.

Algunos pacientes presentan varias desproporciones faciales que pueden corregirse quirúrgicamente. Mediante un análisis cuidadoso del rostro, que comprende fotografías, radiografías, mediciones y toma de modelos se consigue analizar la cara en un conjunto, y con una estrecha colaboración con el paciente, se planea una simulación del rostro deseado.

La cirugía puede comprender varios tratamientos quirúrgicos, aunque se practicarán todos en la misma intervención. Los resultados son espectaculares.