fbpx

Rinoseptoplastia: Mejora funcional y estética de la nariz.

18.05.2022
|
0 Comments
|
rinoplastia-reduccion-despues

Qué es una rinoseptoplastia

Llamamos rinoseptoplastia o septorrinoplastia a la intervención quirúrgica de la nariz en la que se realizan una rinoplastia y una septoplastia conjuntamente.

La septoplastia es una operación durante la que se realizan cambios en el tabique nasal para corregir diferentes deformidades o problemas para mejorar el flujo de aire a través de las fosas nasales,  sin una finalidad estética.

El tabique nasal o septo nasal es una estructura de cartílago y hueso en forma de lámina (o tabique) que divide la cavidad nasal en dos mitades. Mirando por cada orificio nasal podremos visualizar una de las dos cavidades internas de la nariz.

La rinoplastia, persigue básicamente conseguir cambios en la pirámide nasal para conseguir una nariz más armonizada con el rostro.

Por tanto, la rinoseptoplastia o septorrinoplastia es un procedimiento que combina las dos cirugías en un mismo tiempo quirúrgico, para mejorar la parte estética, cambiando la forma de la nariz, y la septoplastia, para mejorar la parte funcional de la nariz.

Cuando es necesario realizar una Rinoseptoplastia.

El objetivo más habitual de una Rinoseptoplastia suele ser el de conseguir una mejora estética y de la funcionalidad de la nariz a la vez.

La Rinoseptoplastia realizada por motivos funcionales suele incluir el enderezamiento ( dependiendo del grado de deterioro del tabique nasal) o la eliminación de los segmentos de tabique nasal que están doblados y causan una obstrucción de las fosas.

Las principales indicaciones para realizar una septorinoplastia son:

  • La existencia de una deformidad estética del exterior de la nariz  y una deformidad del tabique nasal que produzca obstrucción.
  • Cuando la nariz está torcida porque el eje principal está torcido y existen problemas funcionales que dificultan la respiración.
  • Cuando es necesario obtener cartílago y/o hueso para un injerto.

Cómo se realiza la rinoseptoplastia

La rinoseptoplastia puede realizarse mediante una técnica abierta o cerrada. Determinada por el cirujano según los cambios anatómicos que deba realizar durante la intervención.

En función de la gravedad de la desviación nasal del paciente, se suele recurrir a tres procedimientos básicos que son:

  • Se talla el tabique por ambos lados hasta igualar las curvas, en desviaciones leves.
  • En caso de desviaciones graves se extirpan los fragmentos que se hayan desviado, para aprovecharlos como injertos óseos o  se tallan fuera de la nariz para volver a insertarlos en ella.
  • En caso de una desviación muy grave, suele realizarse una septoplastia extracorpórea, que consiste en extraer del cuerpo la totalidad del tabique nasal cartilaginoso para tallarlo y enderezarlo en la mesa de operaciones y, una vez corregido, devolverlo a su posición.

La rinoseptoplastia es una cirugías ambulatoria, sin hospitalización del paciente ni reposo absoluto, que se realiza bajo anestesia general.

El tiempo de reposo postoperatorio puede variar según la complejidad de la intervención desde unos pocos días hasta aproximadamente 10 a 15 días.

Postoperatorio de la septorrinoplastia

Tras una rinoseptoplastia, la respiración del paciente puede estar algo alterada debido a la obstrucción que causa la inflamación. Con una evolución adecuada en unos 15 días ya se respira con total normalidad.

Lo que suele diferenciar la rinoseptoplastia de la rinoplastias es el uso de taponamientos en el interior de la nariz para asegurar que la curación del tabique sea correcta y rápida.

Dependiendo de cada caso, los tapones nasales y las férulas internas pueden ser retirados en 48 horas o a lo largo de la primera semana.

Riesgos de la rinoseptoplastia

La rinoseptoplastia realizada por un cirujano con experiencia, no tiene más riesgos que cualquier otra intervención quirúrgica.

Los riesgos que puede tener una rinoseptoplastia son infección, hemorragia nasal, que incluso puede requerir un nuevo taponamiento nasal, desvío septal residual, hematoma septal, lesión de cornetes, necrosis de cornetes, persistencia de sensación de obstrucción nasal, sinequias, hiposmia, anosmia: alteraciones pasajeras o permanentes del olfato, atrofia de la mucosa de la fosa nasal.

Pero, en general, podemos decir que es una intervención segura y que en la mayoría de las ocasiones tiene un proceso de curación rápido y sin problemas asociados.

La rinoseptoplastia permite a las personas con desviaciones del tabique nasal recuperar una buena calidad de respiración y una nariz con un aspecto más adecuado a su rostro, con una intervención relativamente sencilla y una tasa de éxito muy elevada.

Joan San Miguel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × cinco =

error: Content is protected !!
Call Now Button