fbpx

Blefaroplastia: Contraindicaciones y riesgos

10.11.2022
|
0 Comments
|
blefaropastia_despues

La blefaroplastia u operación de párpados como cualquier otro procedimiento quirúrgico, presenta ciertos riesgos y complicaciones, como la posibilidad de sangrado, infección, ojo seco, visión doble o picor, entre otros.

Estos riesgos te los deben explicar con detalle tu cirujano en el preoperatorio para disipar todas las dudas que puedas tener antes someterte a la intervención quirúrgica.

Con esto no queremos decir que la blefaroplastia sea un procedimiento inseguro. En el 99% de los casos, si se realiza un buen estudio previo del paciente y el cirujano cuenta con experiencia,  no hay ningún problema, salvo las molestias generadas por la operación.

Y permite obtener unos resultados muy naturales para devolver una mirada joven y bonita.

blefaroplastia antes y despues

Contraindicaciones de la blefaroplastia

Como cualquier otra operación, la blefaroplastia tiene sus contraindicaciones, la cirugía de párpados no está aconsejada para pacientes con problemas de salud general que puedan aumentar el riesgo base de la intervención quirúrgica.

No se recomienda someterse a una blefaroplastia durante el embarazo. Tampoco  en caso de sufrir algún tipo de infección, tener problemas de coagulación o problemas de cicatrización; tampoco se aconseja en personas con desprendimiento de retina.

En el caso de pacientes hipertensos o diabéticos, deben contar con la autorización de su médico para llevar a cabo la intervención.

Tampoco está indicada para personas que padecen problemas de falta de humedad en el área ocular o falta de lagrimeo, que puede agravarse tras la blefaroplastia.

La blefaroplastia no debe practicarse en pacientes que tengan expectativas demasiado altas en tanto a resultados.

A nivel psicológico, la blefaroplastia no debería practicarse en pacientes que tengan expectativas demasiado altas en cuanto a resultados. La cirugía mejora de forma notoria problemas de párpados caídos y bolsas en los ojos, pero puede necesitar otros procedimientos para eliminar el descenso de las cejas, eliminar las arrugas de la zona orbitaria, forma del ojo,…

El candidato a la cirugía de párpados debe consultar con su cirujano de confianza sobre sus expectativas y los resultados que puede obtener tras la intervención. Estos son un factor variable que depende del caso y las circunstancias de cada paciente.

Complicaciones o riesgos de la blefaroplastia

La blefaroplastia como cualquier otra intervención quirúrgica genera de una serie de molestias durante el postoperatorio. Estas molestias tienen carácter temporal por lo que desaparecerán al poco tiempo.

Las principales molestias durante el postoperatorio de la blefaroplastia son:

  • Visión borrosa o doble durante unos días.
  • Aumento del lagrimeo por una modificación del conducto de drenaje de las lágrimas.
  • Aparición de pequeños quistes en la zona del párpado.
  • Posibles infecciones en la cicatriz aunque son muy poco frecuentes debido a labuena circulación sanguínea de la zona.
  • Hematomas en la zona ocular tras la intervención que desaparecen en pocos días.

Como hemos dicho anteriormente, la blefaroplastia es una técnica quirúrgica muy segura y en general los resultados son muy satisfactorios. Pero como cualquier otra intervención quirúrgica conlleva riesgos y la posibilidad de complicaciones tras la operación.

Aunque los riesgos de la blefaroplastia y las complicaciones son raras y la gran mayoría de los pacientes no las experimentan, es interesante conocerlas.

Estas son las complicaciones más importantes tras someterse a una blefaroplastia:

  • Edema o hematoma palpebral: Algunas personas tienen más tendencia que otras a la hinchazón, pero habitualmente es transitorio y remite en unos días. Puede aparecer muy acentuado en los tres días siguientes de la intervención. Se trata aplicando frío en la zona y durmiendo con la cabeza más elevada durante unos días.
  • Sangrado: En algunos casos, después de la cirugía puede presentarse una hemorragia debajo de la piel o internamente alrededor del globo ocular. Para evitarlo, no hay que tomar aspirina o antiinflamatorios desde siete días antes de la cirugía, puesto que pueden aumentar el riesgo de problemas de sangrado. La hipertensión (aumento de la presión sanguínea) que no está bien controlada médicamente también puede ser causa de sangrado durante o después de la cirugía.

  • Visión doble: No es frecuente la aparición de la visión doble tras la intervención y la causa de su aparición suele deberse a la existencia de pequeñas hemorragias o edema que suelen eliminarse con el transcurso de los días.

  • Complicaciones en la incisión: Existen diversos tipos de complicaciones con diferentes causas y tratamientos. Las principales son las siguientes:

           Milias o Quistes de inclusión, aparecen a partir del primer mes tras la intervención y suelen deberse a la opresión de alguna glándula o de la retención de algún residuo de piel en la herida formada tras la intervención.

          Granulomas, son una reacción del organismo a algún cuerpo extraño como puntos de sutura o pestañas que hayan quedado atrapados dentro del párpado tras la intervención.

  • Cicatrización: En general la cicatriz en los párpados es de excelente calidad y casi imperceptible, pero pueden darse cicatrices de distinto color o pequeños quistes tanto en la piel de los párpados como en los tejidos profundos.
  • Problemas de sequedad ocular: Algunas pacientes, sobre todo los de mayor edad, presentan problemas previos de sequedad ocular, que se pueden acentuar tras la cirugía, sobre todo en la blefaroplastia superior.

                   La sensación de sequedad es común en los primeros días del postoperatorio, por la inflamación                       generada por la intervención. Normalmente, siempre se pautan colirios y protectores oculares                         tras la cirugía.

  • Asimetrías:  Las asimetrías en el surco palpebral son una de las posibles consecuencias de la intervención y en la mayoría de los casos se solucionan con masajes y el transcurso de varios meses.  Las pequeñas variaciones entre los dos lados son comunes, dado que no existe la simetría perfecta en la cuerpo humano.
  • Infección: Las infecciones tras la cirugía de párpados son muy rara. La cirugía se realiza siempre en ambiente estéril y con protección antibiótica
  • Pérdida de pestañas: Cuando se eleva la piel durante la cirugía y la incisión es muy cercana al borde del párpado puede haber una pérdida de las pestañas, que suele ser transitoria, en el párpado inferior.
  • Exceso o defecto de extirpación de piel y grasa. Si se extirpa demasiada piel del párpado superior pueden aparecer lagoftalmos y posterior retracción del párpado, de solución quirúrgica. Otro problema, puede ser el exceso de grasa eliminada de la zona de los parados. Los cirujanos tienden a ser conservadores y eliminar poca, porque si se elimina en exceso y los resultados no son óptimos tiene peor solución.

  • Retracción del párpado: es una de las complicaciones más frecuentes en el párpado inferior y tiene su origen en diversas causas entre las que destacan una eliminación excesiva de piel, una previa flacidez excesiva del párpado y un posible daño en los tendones cantales. En algunos casos esta retracción del párpado inferior impide que se pueda cerrar el ojo con normalidad.
  • Ectropión: Es una complicación rara, que puede necesitar cirugía adicional. Se denomina así a la separación entre el párpado inferior y el globo ocular, producida por un acortamiento del párpado o por una cicatrización excesiva.
  • Resultado insatisfactorio: En ocasiones, puede ocurrir que el resultado de la blefaroplastia s no se corresponda con las expectativas del paciente y obtenga un resultado insatisfactorio.  Durante la consulta preoperatoria es importante que el cirujano te explique claramente los resultados que se espera obtener para evitar falsas expectativas.

Informate bien antes de someterte a una blefaroplastia.

La blefaroplastia, junto a la rinoplastia,  es una de las cirugías estéticas más demandadas por mujeres y hombres. Como has visto, es una operación segura, pero tiene sus contraindicaciones. Personas con alguna problemática previa que hacen recomendable no someterse a esta intervención estética.

Como toda operación, la blefaroplastia ocasiona una serie de ligeras molestias durante el postoperatorio que desaparecen con el tiempo, pero hay determinados riesgos asociados que es importante que conozcas y que el cirujano te explique claramente.

Son riesgos moderados y que se producen en muy pocos casos, si la intervención la lleva a cabo un cirujano experimentado en las condiciones adecuadas y tras un buen estudio previo del paciente.

Sobre todo lo que tienes que tener claro es que resultados vas a obtener con la cirugía de párpados. Es muy importante que tu cirujano te explique qué va a hacer y qué quiere conseguir para que seas muy consciente de las mejoras que vas a observar en tu rostro.

Si quieres más información sobre blefaroplastia en Barcelona, llámanos al 622 665 559 y te informaremos sin compromiso sobre todas las ventajas de esta intervención estética.

También puede interesarte leer:

Cuánto tiempo se tarda en recuperarse de una blefaroplastia

¿Qúe es la cantopexia?

7 Preguntas frecuentes sobre la rinoplastia

 

 

 

Joan San Miguel
Últimas entradas de Joan San Miguel (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =

error: Content is protected !!
Call Now Button